martes, octubre 11, 2011

Note to self.

Una completa extraña; lo que es usted. Cree que por haber pasado mucho tiempo a su lado tiene una profunda relación o imposición sobre esa persona. Lamento decirle que no es así, jamás lo será, ni se atreva a pensarlo, mucho menos a soñarlo, dése cuenta que los temas que discutieron nunca fueron relevantes, solo hablaban de cosas superficiales, pasajeras, vacías, ni siquiera dejaron un aporte intelectual. No hay que ser psicoanalista ni observar esto todo el día para notar lo gris que fue la relación.
Yo sé que usted anheló un lugar jerárquicamente benéfico en su corazón, usted quería meterse ahí, para formar parte de sus prioridades. Lastimosamente usted fue engañada, porque le hicieron ver que el número uno ya existe. Todo es y fue una falacia.
¿Sabe cuál es su problema? Que su forma de actuar, enredar y presionar, se torna evidente y poco elegante. Todos nos damos cuenta de eso, incluyéndome, actitudes como esas dan vergüenza.
Debe ser triste sentirse tan poca cosa, sentir que sus errores traerán consecuencias que finalmente el único que las sufre y las llora en el silencio es usted.
Deje la perseverancia a un lado, haga su vida, evite ser un problema y una vergüenza, que tal vez ni le corresponde y si así fuera, jamás le dará una cavidad en su vida.
Pregúntese: ¿Se considera usted tan poca cosa? ¿Le importa realmente o le dejó de importar y aún no lo ha descubierto?. Sí, siente que lo quiere con el alma por lapsos de segundos, pero... ¿y las horas?, ¿y los días?, ¿dónde queda el tiempo en que no lo recuerda?.
Piénselo bien, quiérase un poco y considere la posibilidad de alejarse sin vuelta atrás. Si es que tanto quiere a esa persona, no le arruine su vida con su presencia.
Demuéstrele con el hecho más noble y sincero de su parte, que su ausencia es la mejor solución.

Y así, el tiempo siempre puede robarle con sutileza la importancia que había asignado para él. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total