viernes, junio 15, 2012

Verborrea II


Amar siempre ha dolido, incluso las más extraordinarias tragicomedias se han actuado por amor y otros sentimientos que no sé.
Nunca he aprendido a amar o desear lo suficiente, ni imaginar lo suficiente, ni siquiera he aprendido cómo es sentir lo suficiente, o qué tanto debo buscar para saber en alguien a una persona justa, no poca, no mucha, sino justa.
He mentido y he alejado a tantas personas sin saber que en alguna de ellas tal vez se albergaba algún amor de ésta o todas nuestras vidas, o quizás aquel hombre o mujer que fueron hechos para nosotros, o con quien teníamos un destino minúsculo o tan mayúsculo que no sé.
Sólo descifro el deseo como única metamorfosis de la mentira.
Recalco mis inclinaciones hacia todo aquello que destruye y sí, sí incluye personas de carne mas no sé si con alma. No soy tan virtuosa o tan (lo que se necesite) para acertar el momento justo en el que me convierto en juego de alguien más.
Cosa curiosa ésta de pensar que nosotros éramos el peor pronombre personal, la peor rima, la peor de todas las apuestas. Éramos una especie de agonía contra toda vida, éramos una batalla contra todo tiempo, éramos como luchar sabiendo que moríamos enteros o en pedazos, pero aún así me gustaba. Él era como todos los lugares que siempre había querido visitar, era todos los sitios juntos, era algo así como todos los paraísos de la tierra atrapados en un solo hombre, solo que un poco mejor.
Dicen que una persona tarda 17 meses y 26 días en superar, olvidar y/o sacar de su vida a alguien más.
Cosa curiosa ésta de pensar que queda tanto tiempo y quizás no sea suficiente.
Cosa curiosa ésta de no haberte recordado hasta hoy, cuando caí en la cuenta de que todo el tiempo había escrito letras para ti.


Pero yo qué sé.

4 comentarios:

  1. "Saber en alguien a una persona justa"

    Amar no debería doler, un poco tal vez, y un poco más por qué no, pero no demasiado.

    Mi estómago quiere reventar, que más da, soy responsable ya que nadie me obliga a elegirle pero lo hago.

    Qué más da.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si revienta duele, si duele es real.

      Qué más da.

      Saludos, anónimo.

      Eliminar
  2. Recuerdo cuando el amor me dolía!, ¡pero qué digo?! El amor SIEMPRE VA A DOLER!
    No se si ese es el tiempo que se tarda en sacar a alguien del corazón, pero debes seguir adelante, y con la frente bien alta!
    Te dejo un enorme abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la mente quizás, más no sé si del corazón.
      Gracias por tus palabritas de siempre, Diego.
      Un abrazo!

      Eliminar

Páginas vistas en total