lunes, julio 18, 2011

Nota

Julio. Mes de frío y resaca. Martes. Día del agua.

Nací en 1989, me gusta viajar en el tiempo y tengo aproximadamente 18 personalidades.
Todo lo aquí relatado es a partir de ahora y si me preguntas de antes, en realidad no tengo ni idea.
De todas formas intentaré reposar mis pensamientos y renacerlos cada vez que lo "encuentre".
No sé ni siquiera cómo empezar ni a dónde irá a parar toda esta estúpida verborrea. Tal vez todo esto descanse en el olvido de las almas o en ese lugar donde dijo alguien, que ni siquiera sabe cuál es pero ése a donde va la vida cuando se detiene. 
Tal vez viaje hasta donde va toda la furia y toda la rabia de los cuerpos, o tal vez vaya a la diminuta pureza de la inconsciencia de las mentes o habite para siempre en los espíritus que nacen moribundos y mueren justo así. O tal vez no.
Recuerdo que mi último "encuentro" lo tuve hace meses cuando hablé con Dios de ti. Le pedí no verte, romper tu nombre para no gritarlo más. Le rogué consuelo, olvido, abandono. Le clamé tu exilio de mis ojos, de mi carne, de mi voz. A cambio obtuve distancia insalvable y letras sin sentido.
Tengo entonces canciones y muchas notas y demasiados silencios y tengo también tanto de ti como vos de mí.
Una y mil veces me pregunté el por qué de escribirte, una y mil veces pensé en no hacerlo, pero las fuerzas que me impulsan superan todo tipo de explicación racional.
El "verte'' estremece mi corazón, como si los recuerdos renacieran de la nada, de un segundo a otro.  Me atormentaran el alma, sin dejarme respirar, y aunque ya no te tengo ni cerca, más te recuerdo. Aunque quiera olvidarte estás en mi mente y hasta confundo tu nombre con alguno más sin querer.
Y creo que es así como termina esta historia dormida en mis recuerdos y renacida cada vez que "te encuentro" en esta ciudad.

Julio. He tratado de no escribirle por temor a que mis desvelos se tradujeran justo en éste texto. Martes. Demencia.  Él. Lo extraño.

Perdón. Simplemente, tomé otra nota. 

5 comentarios:

  1. ¡Ay amigo! usted siempre con sus cortas palabras que dicen tanto :)
    Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Nota: ¿perdón simplemente? Tome otra.

    Abrazo de luz.-

    ResponderEliminar
  3. Aquí, Julio es entrañable.Y aquí en Julio las tripas son extrañas... Aquí, yo no comparto esta linea : No sé ni siquiera cómo empezar ni a dónde irá a parar toda esta estúpida verborrea.

    Nota : Julio tiene las tripas extrañas, pero tu verborrea está lejos de ser estúpida.


    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Las haré cada vez que pueda, amigo Gael.

    Lucía, gracias por tus palabritas que de vez en cuando pasan por aquí a iluminar alguna que otra verborrea.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total